ALTOS DE LUZÓN Ver más grande

ALTOS DE LUZÓN MAGNUM 1,5L

Nuevo producto

ALTOS DE LUZÓN EN FORMATO MAGNUM DE 1,5L

Con Altos de Luzón rendimos homenaje a la especial identidad de la tierra jumillana. Un clima duro a una altitud media de 650 metros que hace que la tierra sea áspera y seca. La uva Monastrell encuentra aquí su inspiración y razón de ser, superándose a sí misma mostrando su mejor versión y ahora, en formato grande.

Más detalles

25,00 € impuestos inc.

  • La respuesta al por qué hacemos lo que hacemos se encuentra en el propósito de mostrar los valores y el potencial de una tierra que amamos con responsabilidad y orgullo.

    Superarse cada día, el compromiso con el cultivo tradicional y el sentimiento y respeto por la tierra que nos regala sus frutos, forman parte de nuestro modo de vida.

    La historia vitivinícola y de las gentes de Jumilla viene definida por este paisaje, representado a través de su etiqueta, rudo, con un carácter marcado, pero lleno de singular belleza y riqueza.

    Parcela la Melera, viñedo de secano en vaso y con 40 años de antigüedad. Situado en La Venta del puerto a 675 metros de altitud, con suelo muy pobre y arenso, aporta uvas pequeñas con mucha concentración y buena acidez.

    Variedad de uva

    Monastrell

    Procesos de elaboración

    La uva es recolectada de forma manual en cajas de 10/15 kg. Transportada a la bodega con sumo cuidado, pasando a cámara frigorífica 24h a 6ºC. Posteriormente es seleccionada en mesa escogiendo las mejores uvas previo al encubado y vinificación.

    La fermentación transcurre en un periodo de 8 a 10 días, no sobrepasando la temperatura de 24/26ºC. El vino permanece en contacto con los hollejos en maceración, por un periodo entre 10 y 15 días.

    Tinto con crianza 12 meses en barricas de roble americano y francés.

    Notas de cata

    De color rojo profundo con reflejos rubí, sus aromas son expresivos e intensos, con notas de frutos rojos y negros, especias dulces y suaves ahumados de la crianza. En boca es franco con una frescura vivaz que habla de la añada, apoyada en su carácter frutal. De paladar amplio y con volumen, con taninos finos y un final persistente en el que se puede apreciar su complejidad. Es un tinto singular que transmite nuestro terruño y filosofía.